En 2021 se calcula que habrá 3,5 millones de vacantes. Una magnífica oportunidad laboral, pero también un importante desafío para las empresas. Wyser sabe como sacar provecho a este escenario.

Madrid, 17 de Septiembre de 2018.- Vulnerabilidad, malware, exposición de información y cumplimiento de las nuevas regulaciones sobre protección de datos, como la European Union General Data Protection Regulation (GDPR). Estos son los retos e inquietudes que afectan a compañías de dentro y fuera de Europa. Se estima que el “cibercrimen” triplicará el número de vacantes en los próximos cinco años. Se trata de un enorme desafío para las organizaciones que acusan la falta de personal cualificado en este campo, al tiempo que sus direcciones planean incrementar sus equipos de ciberseguridad en al menos un 15%.

Esta perspectiva laboral representa una excelente oportunidad para profesionales, también porque la ciberseguridad abarca todo tipo de sectores: principalmente servicios profesionales (37%), pero la demanda de talento ciber también incluye finanzas (13%), defensa (12%) y sanidad (6%).

Empresas: Cómo atraer personal cualificado en el campo de la ciberseguridad

“En este escenario de rápida evolución, las empresas afrontan un doble desafío: por un lado, tienen que atraer cibertalento de manera competitiva; por otro, están encontrando problemas para retener a su personal, algo que se está convirtiendo en algo más que usual en este sector”, comenta Giancarlo Pozzoli, International Senior Director de Wyser.

Existen varios perfiles académicos y laborales que encajan en el sector de la ciberseguridad: ingenieros, arquitectos de información, graduados en Economía, Derecho, Criminología o Ciencias Políticas. Muchos profesionales alcanzan su puesto de trabajo por medio de vías poco convencionales: se asoman tarde a la ciberseguridad, en ocasiones sin pasión, ganando experiencia y manteniéndose al día con cursos de mejora y licencias.

“De hecho, el 87% de los profesionales de ciberseguridad no han comenzado sus carreras en este campo”, continúa Giancarlo Pozzoli, International Senior Director de Wyser. “De ahí que sea muy importante gestionar la primera fase de búsqueda y selección teniendo en cuenta esta atípica situación. ¿Cómo? En primer lugar, evitando una filtración de candidatos demasiado rígida al principio, porque podría llevar a dejar fuera talentos potencialmente adecuados incluso presentando una inusual trayectoria profesional; en segundo lugar, aplicando técnicas e instrumentos de evaluación para analizar con exactitud su alineación con el perfil laboral requerido”.  

El sector de la seguridad informática es un mundo frenético: evoluciona a la velocidad de la luz. Prueba de esto es la reciente introducción de la nueva regulación europea en protección de datos, la llamada GDPR 2018. Este texto de obligado cumplimiento ha llevado a las empresas a considerar seriamente la contratación de personal especializado, con frecuencia incrementando los recursos dedicados a la materia.

“La conformidad de las empresas con la introducción de la nueva reglamentación en cuestiones de privacidad es un claro ejemplo de la velocidad que caracteriza este sector”, continúa Giancarlo Pozzoli, International Senior Director de Wyser. “Por esta razón, el aprendizaje continuo en este entorno es imprescindible. Por un lado, los profesionales deben mantenerse al tanto de las últimas tendencias y desarrollos, incluso aunque hayan alcanzado una posición estable; por otro, la empresa debe contribuir a la continua formación de sus empleados con planes de inversión estructurados para resultar atractivos a los ojos de nuevos talentos y para conservar a su personal. Es la única forma de mantenerse competitivo en este mercado”.  

5 claves para atraer y conservar a profesionales de ciberseguridad en una empresa

1.Formación y actualización continuas

          Ofreciendo planes de inversión estructurados para una formación continua del personal.

2.Flexibilidad en la búsqueda y selección, y precisión en el análisis de candidatos

          Considerando candidatos cuya experiencia no sea estrictamente técnica y evaluándolos desde una perspectiva más amplia.

3.Equilibrando el balance trabajo-vida

          Asegurando flexibilidad de horarios y otros beneficios para conseguir que la empresa sea más atractiva que sus competidoras.

  1. Oportunidades de promoción dentro de la empresa

          Ofreciendo la oportunidad de crecer dentro de la empresa, evitando así cambios de personal.  

  1. Impulsar una cultura de empresa preocupada por la ciberseguridad

         Creando una cultura de ciberseguridad dentro de la empresa, reconociendo el valor de los especialistas en la materia.